libro aserrin boton visa boton cv

NOTICIAS

dia madre pautas ciberseguridad madres padres 1 2477517

Internet abre multitud de posibilidades para la participación y la interacción, tanto con diferentes especialistas como con otras madres. En éstos tu opinión cuenta, en forma de votaciones, de encuestas y también con la publicación de tus comentarios, que pueden ser leídos por miles de personas. En los foros puedes encontrar y ofrecer soluciones, además de intercambiar anécdotas, pedir consejos o hacer amistades.

No eres la primer mamá en el mundo que se enfrenta al desafío de criar un bebé; aunque saberlo no sirve de mucho. La experiencia de otras mamás es a menudo un ejemplo para poder evitar errores e inquietudes. Pero, por más sociable que seas, tu círculo de amigas con hijos se limitará a unas pocas, por no hablar de la falta de tiempo, la complejidad para moverse con un bebé…

Y aunque el teléfono sea un recurso sencillo para una consulta rápida, las diferencias de horarios (y el importe de las facturas) limitan bastante su uso. Pero ahí está la Internet, repleta de mamás como tú, dispuestas a intercambiar experiencias o trucos.

El experto en casa

La salud y el crecimiento de tu bebé te preocupa, siempre, 24 horas al día. Y salvo que hayas ganado algún premio multimillonario en la lotería, no puedes tener al pediatra todo el tiempo en casa como quisieras. ¿O sí? La pediatra Sara Vázquez, comenta que en internet «se puede encontrar bibliografía y artículos médicos veraces y actualizados». Y, de hecho, es un vehículo cada vez más usado por los profesionales de la medicina para publicar y compartir sus hallazgos. De modo que «si se busca en los sitios adecuados, el usuario puede tener acceso a información muy completa y confiable».

Para la doctora Vázquez, el balance de la influencia del creciente uso de internet por parte de las madres, en materia de salud infantil, es irregular: «Ayuda en nuestra labor, ya que tratas con padres más preparados, que asisten a la consulta con menos dudas; pero también pueden dificultarla. Lo que sucede en estos casos es que esos mismos padres asimilan la información de modo equivocado o alarmista». La solución, para la experta, es «utilizar páginas de Internet que cuenten con el asesoramiento de pediatras y que permitan la consulta y el intercambio de opiniones, no sólo la lectura de síntomas y patologías».

Busques lo que busques…

…Lo encuentras en el ciberespacio. Claro que hay que saber buscar, pero eso se aprende rápido. Una buena página especializada no sólo te ofrece artículos, consultas y foros, también noticias de actualidad: «Yo empecé a entrar en sitios de Internet el año pasado, cuando nació Alberto, mi tercer hijo —comenta Isabel, de 37 años— y confieso que lo hice con desconfianza.

Además, después de haber criado a otros dos niños, de nueve y siete años, creía que ya no me quedaba nada por aprender. Me equivocaba. En pocos años han surgido tantas novedades en todos los ámbitos, que ahora me siento como si hubiera hecho una maestría». Y es que en un mundo en el que casi a diario se promocionan nuevos descubrimientos no puedes quedarte atrás.

Otra ventaja de las páginas web especializadas es la de contar con acceso a los archivos con temas relacionados, que te permiten profundizar hasta donde tú quieras. Internet es una lupa con la que puedes buscar lo que necesites: un local para celebrar el cumpleaños de tu pequeño, la dirección y el catálogo de tiendas y marcas especializadas, reservar vacaciones… Y todo sin moverte de casa ni tener que desplazarte con tu bebé. Simplemente presionas unas teclas y ¡listo! avanzado de la enfermedad.