libro aserrin boton visa boton cv

NOTICIAS

pasos

Por qué es un error ayudar al niño a aprender a andar

1- Al poner al niño en una postura que no podría adoptar por sí mismo le obligamos a no poder moverse. Como ponerle boca abajo, ya que no puede ni mirarse los pies, ni moverse hacia los lados.

2- Esas posiciones forzadas y no naturales hacen que los músculos del bebé queden tensos o en malas posiciones. Por otro lado, todavía puede que esos músculos no tengan la fuerza suficiente para sostenerle erguido, lo que puede provocar accidentes.

3- Estamos frenando su autonomía, ya que el niño necesitará del adulto para poder moverse libremente o cambiar de posición.

Entonces, ¿no es bueno que los adultos ayudemos a los niños o les enseñemos ciertos movimientos? La respuesta es no, puede ser incluso contraproducente. La pediatra incide en que el desarrollo motriz es espontáneo e innato, por lo tanto debemos facilitar al niño la libertad de movimiento en todo momento con acciones tan simples con ponerles ropa cómoda, no encerrarles en parques con barrotes, o dejarles gatear y caerse cuando intenten ponerse retos.

Además, el estudio revela cómo los niños que aprendieron libremente a moverse, sin ayuda de los padres, demostraron una mayor agilidad, autonomía, aprendizaje y autocontrol motor que los de los padres que intentaron enseñarles y les ayudaron a andar.