noticias cancer boton visa boton cv

NOTICIAS

3 posturas para lograr el embarazo

pareja cama p

Muchas mujeres, desde el momento en el que piensan en quedarse embarazadas, cuidan su alimentación, buscan los mejores días para intentarlo, y hasta se dejan guiar por la tabla china o cualquier otro método para buscar un sexo concreto del futuro bebé.

También existe la creencia de que determinadas posiciones favorecen el embarazo, pero no hay ningún estudio fiable que lo demuestre. Lo que sí está claro es que hay posturas que facilitan el tránsito de espermatozoides hacia su objetivo. Por eso, analizamos 3 posturas para lograr el embarazo. Quizás sean las más famosas.

La importancia de la calidad de las relaciones para lograr el embarazo

Intuitivamente, se tiende a pensar que aquellas posturas que retienen una mayor cantidad de esperma en el fondo del saco vaginal facilitan la fertilidad. Sin embargo, la forma del útero de cada mujer es distinto.

Además, los espermatozoides tienen gran movilidad y capacidad de ascender por el tracto genital femenino hasta el óvulo, independientemente de donde se depositen.

Lo que sí es importante es la calidad de las relaciones. Favorece la llegada de espermatozoides al óvulo la consecución del orgasmo. Cuando esto ocurre, se producen contracciones uterinas que facilitan el transporte de los espermatozoides hasta el óvulo. ¿Y cuáles son las posturas que favorecen el orgasmo? 

Las 3 posturas para lograr el embarazo más utilizadas

Estas son, sin duda, las 3 posturas para lograr el embarazo más utilizadas por las mujeres. Son las más efectivas poque favorecen la llegada de la mujer al orgasmo, lo que desencadena una serie de contracciones que ayudan a los espermatozoides a avanzar más rápido hacia su objetivo:

1. Rock n’ roller: Para hacer esta postura, túmbate boca arriba con las piernas flexionadas. Él se pondrá de rodillas sobre ti, de modo que tus piernas queden sobre sus hombros. Tanto tu pareja como tú disfrutareis de una penetración más profunda.

2. El encantador de serpientes: Túmbate boca arriba, con el gluteo situado al borde de la cama. Dependiendo de la altura de tu pareja y de la cama, él se quedará de pie o de rodillas, mientras tú colocas uno de tus pies en el suelo y el otro sobre su hombro. Además de probar algo diferente, esta postura permite la estimulación manual de tu clítoris.

3. El misionero: La postura más clásica, pero muy efectiva. Consiste en que él se coloca encima de la mujer. 

Recuerda que es preferible que intentes quedar embarazada dentro de los cinco días de fertilidad dentro de tu ciclo de ovulación. Lo importante es que el sexo no se convierta en una rutina u obligación para intentar concebir, sino que se siga disfrutando de él.

Isabel Santillán, Ginecóloga experta en fertilidad de Avawomen