noticias cancer boton visa boton cv

NOTICIAS

Enseñar al niño a defenderse sin violencia

Ensenar nino defenderse sin violencia 700x467

Una pregunta que se hacen muchos padres cuando sus niños son pequeños es cómo enseñarles a defenderse sin pegar y sin usar la violencia.

Son muchas las situaciones que pueden darse y ninguna es deseable para nuestro hijo. Niños que no les dejan jugar, se burlan de ellos, les quitan los juguetes, o les hacen el vacío....Estas situaciones se dan y son inevitables, por lo tanto debemos enseñar a los niños a afrontarlas y resolverlas de una forma adecuada y sin necesidad de responder con la "misma moneda". En Guiainfantil.com te damos una serie de pautas para que puedas enseñar al niño a defenderse sin violencia.

Pautas para que tu hijo aprenda a defenderse sin violencia

Lo que tenemos que tener claro, es que si enseño a mi hijo a que se defienda pegando, ("Hijo tú no pegues, pero si te empujan, tú también empujas"), estamos enseñándole que la violencia está justificada en caso de que alguien haga algo que le moleste y la emplearán.

Algunas pautas generales para los padres son:

- Escuchar a los niños cuando nos cuenten lo que les ocurre en el cole, ( "Mami, hoy una niña o un niño me ha empujado en el recreo") y preguntarles cómo lo han resuelto. Si me dice que también le ha empujado o pegado debemos corregirle sin regañarle y ofrecerle otra manera de haber resuelto el conflicto como por ejemplo: acudir a un adulto y contarle la situación. Es decir, ofrecerle modelos y estrategias de resolución de problemas alternativos a la violencia o agresión.

- Hay que tener en cuenta también las emociones del niño, ayudarle a identificar qué siente cuando le ocurre eso, (tristeza, rabia, cólera, angustia) y ayudarle a gestionarlas. Es importante que aprenda a manejarlas y expresarlas, ya que la rabia acumulada conduce a conductas agresivas y la tristeza o la angustia al retraimiento y la baja autoestima.

- Cultivar una buena autoestima en nuestro hijo, y hacerle sentir seguro de sí mismo y se valore.  

- Enseñar al niño que en muchas ocasiones la mejor manera de que nos dejen en paz es hacernos valer y plantar cara con el diálogo. Puede que hacer eso le asuste o le de miedo, por eso podemos "ensayar" en casa, que se ponga en situación y que practique. Enseñar a los niños a decir que NO, y que sepan poner límites a los demás niños. Cuando no me guste algo que me están haciendo, debo decirlo, "esto no me gusta", "no hagas esto", "te he dicho que pares".

- Ignorar a quien nos molesta es una buena herramienta. Al fin y al cabo si el objetivo de quien me pega o me molesta es que me sienta mal y no lo consigue, terminará por dejarme.

- Enseñar a los niños a pedir ayuda cuando se sientan agredidos por otro niño,  sin sentirse por ello unos "chivatos" o unos cobardes. La manera más inteligente de actuar es no entrar al conflicto, y pedir ayuda a un adulto. 

La violencia existe en el mundo, hay gente buena y gente no tan buena, y no podemos evitar que nuestros hijos se expongan a ellos por lo que  la mejor manera de actuar será enseñarles a resolver los conflictos de forma tranquila y respetuosa, así como enseñarles a respetar a los demás y tratarles siempre tal y como le gustaría que les trataran a ellos.