noticias cancer boton visa boton cv

NOTICIAS

Evita decirle estas mentiras a tus hijos

mentiraspapashijos1pinterestago9.jpg.imgw.1280.1280

Conoce las mentiras más comunes que le decimos a nuestros hijos, y por qué debemos evitarlas.

Como padres, es normal que le digamos a nuestros hijos engaños inocentes para que se porten mejor o hacerlos sentir bien; pero no reflexionamos si podemos perjudicarlos de algún modo. Es por eso que, aunque parezcan “ mentiras blancas”, debemos evitarlas.

Los papás usamos las mentiras como un recurso educativo, algo que suena irónico o contradictorio, porque también los educamos para que ellos siempre digan la verdad. En ocasiones, también las usamos para proteger su inocencia. Pero según los expertos, cuando un niño se cuestiona algo, es porque está preparado para saber la verdad.

Aquí te dejamos una lista de las mentiras más comunes que decimos los papás a nuestros hijos y las consecuencias que pueden tener estos engaños:

 

“¡Eres el niño más… (guapo, inteligente, talentoso, fuerte)!”

Dicen que para los padres no hay niño más extraordinario que su propio hijo. Y es natural pensar así. Sólo que un niño tan halagado por sus padres puede convertirse en un verdadero problema: se vuelven arrogantes, déspotas, soberbios y suelen mirar a los demás como menos.

También puede ocurrir lo contrario: al encontrarse con la verdad (que puede ser una mala nota en la escuela o un gol fallido) se dará cuenta de la triste y cruda realidad, lo que podría ser un shock para su autoestima. Lo mejor es hablarles con sinceridad y decirle que todos tenemos cualidades y defectos.

 

“Te trajo la cigüeña”

Todos los papás tememos la pregunta “¿de dónde vienen los bebés?” Y creemos que remitirnos a la creencia popular es la mejor solución. La realidad es que nos aturde hablar de sexo con alguien tan pequeño e inocente.

Tampoco debemos evadir la pregunta. Lo mejor es explicarle, sin lujo de explícitos detalles, de dónde vienen realmente los bebés.

 

“Porque viene el Coco...¿¡y te comerá!”

¿En serio los papás todavía creen que un niño se va a dormir más rápido si lo amenazamos con un monstruo debajo de la cama? Esto solo le causará una terrible angustia que se puede reflejar en problemas para dormir, problemas escolares y hasta falta de apetito.

Si lo que quieres es que duerma pronto, es mejor leerle un cuento y hacerlo participar en la lectura. Tampoco lo asustes diciendo que se lo va a llevar el ropavejero si se porta mal. Las consecuencias podrían ser las mismas.

“La abuela sólo está dormida”

La muerte es dolorosa para todos, y también para los niños, aunque no la comprendan. No intentes protegerlos diciendo que algún pariente o mascota está dormida o que se fue de viaje. Los niños necesitan comprender la muerte con palabras sencillas y saber diferenciarla de estar dormido, o podrían ocasionarse más temores.

 

“Yo sí obedecía a mis papás cuando tenía tu edad”

Este es el recurso más tramposo que podemos usar como padres. ¿Acaso es cierto? Es verdad que nuestros papás también nos la dijeron para que nos portáramos bien. No obstante, al decirle esto a nuestros hijos, los estamos privando de la capacidad de explorar, meterse en problemas, hacer travesuras y más. Cosas que también son parte de su desarrollo.

No hay niño que no sea travieso y como padres debemos comprenderlo. Es mejor hacerlo entender que ciertos actos no están bien.

Y tú, ¿le dices alguna de estas mentiras a tus hijos o alguna otra?