noticias cancer boton visa boton cv

NOTICIAS

El cuidado de los hijos es mucho más agotador que el trabajo

cuidadohijosagotador p

A los padres no nos hace falta ningún estudio que lo confirme y, sin embargo, varias investigaciones corroboran esta queja eterna: el cuidado de los hijos es mucho más agotador que el trabajo.

Los padres sufrimos muchos de estos síntomas: agotamiento físico y emocional, falta de sueño, fatiga, estrés, abatimiento, frustración... Y es que criar a los niños requiere un esfuerzo como para correr una maratón... ¡y no es exageración!

El cuidado de los hijos nos deja más agotados que el trabajo

He vivido épocas de trabajo agotador, jornadas en las que comenzaba a las 9 de la mañana y terminaba a las 3 de la madrugada, para volver a mi puesto a las 9 de la mañana. Jornadas eternas en las que el reloj parecía avanzar revolucionado mientras el trabajo seguía encima de la mesa. Y, sin embargo, nunca he estado tan cansada como cuando me convertí en madre.

Las jornadas no son de 8 horas, ni siquiera de 16, las jornadas de los padres duran 24 horas, 7 días a la semana, 365 días al año. Sin un día de vacaciones, no hay días de descanso, puentes o festivos. Es una labor reconfortante, dura y difícil en ocasiones, reconfortante y llena de sentido todo el tiempo.

Un estudio realizado por la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica, reveló que el cuidado de los niños deja más cansados a los padres que realizar ejercicio físico de alto impacto. El estudio analizó a 2000 padres, el resultado fue que: 

- 1 de cada 10 padres afirmaba que el cuidado de los niños genera agotamiento físico y emocional.

- 13% de los encuestados sufrió los síntomas clásicos del agotamiento.

- Un 12,9% de las madres afirmó que el cuidado de los hijos es mucho más agotador que el trabajo, frente al 11,6% de los padres.

Este no es el único estudio al respecto, el Pew Studies Center Analysis obtuvo los mismos resultados. Un 12% de los encuestados afirmó que el cuidado y educación de los hijos es una actividad muy agotadora, mientras que el trabajo remunerado lo es sólo para el 5% de los encuestados. Sin embargo, a pesar del cansancio, la fatiga y la falta de sueño, es una actividad que llena de sentido para el 62%, mientras que el trabajo sólo lo es para el 36%. 

Cómo combatir el agotamiento y estrés del cuidado de los hijos

El estrés nos acompaña durante gran parte de nuestra vida, sobre todo en nuestra vida como padres. Ese agotamiento físico y mental, esa sensación de no poder más y, sin embargo, seguir levantándote todos los días para poner toda la energía que tenemos en el cuidade de nuestros hijos puede ser menor.. sí, sí... Podemos vivir la maternidad y la paternidad sin esa sensación de estar corriendo un maratón, para ello necesitamos poner en práctica estos trucos caseros: 

- Hacer respiraciones: las respiraciones profundas y relajadas combaten el estrés y descienden el ritmo cardíaco.

- Música: la musicoterapia funciona ya que consigue relajarnos y bajar la presión arterial.

- Tiempo fuera: concedernos a la semana un tiempo sin niños, por pequeño que sea, para dar un paseo, tomar un café con una amiga y reirnos, ir al cine o a clases de pilates.

- Masajes: el estrés y el agotamiento físico tienen un impacto sobre los músculos, que se van agarrotando y acabamos sufriendo contracturas, lumbalgias o dolores cervicales. Concederte un masaje tanto terapéutico como relajante de vez en cuando te ayudará descargar la tensión sobre tus músculos.

Y, sobre todo, dejar de flagelarnos porque no llegamos a todo, en realidad, lo importante es que nuestros hijos crezcan felices, lo demás, podemos pasarlo a un segundo plano.