noticias cancer boton visa boton cv

NOTICIAS

Cuantas más caricias mejor vocalización de los bebés

17132652818 42e0a7a9e8 o

La piel es el órgano más grande que tenemos. Recubre todo nuestro cuerpo y está repleta de células que transmiten información sobre el exterior, por ejemplo la temperatura que hace allá donde nos encontramos, para mantenernos en un buen estado de salud. 

Y a toda esa información que nos llega a través de la piel, el cerebro le da una respuesta que tiene efectos tanto a nivel físico como intelectual, puesto que cualquier estímulo ejercerá una reacción en ambas partes, bien sea consciente o inconscientemente.

Por eso es importante que tengas en cuenta que las caricias y los masajes faciales son beneficiosos porque activan los músculos de la cara, haciendo que el niño sea más consciente de cómo es su cara sin estar delante de un espejo y qué es lo que puede hacer con cada zona, mejorando por lo tanto el control de su lengua para desarrollar el lenguaje.

Cómo las caricias mejoran la vocalización en los bebés

Si masajeamos las mejillas (una a una o bien las dos a la vez, como prefiramos) haciendo círculos con los dedos mientras el niño está relajado, nuestro bebé fácilmente notará el contacto de las zonas más cercanas, como los pómulos y la comisura de los labios. Al aumentar la conciencia de la musculatura de la cara es mucho más fácil vocalizar mejory además esto también repercute en el control del babeo, puesto que es mucho más fácil que el niño se dé cuenta de que mover las mejillas le ayuda a tragar la saliva, con lo que el babeo ya no depende exclusivamente del movimiento de los labios.

Tocar la cara suavemente y variando los movimientos con los dedos es una actividadmuy relajante y que es beneficiosa para los dos ya que se trata de un tipo de actividad que sólo la podrás hacer si estáis cómodos ambas partes. 

Estos momentos también son buenos porque ayudan a los niños a ganar confianza, ya que a menudo se sienten muy extrañados cuando notan cómo vibran los labios o la lengua y eso hace que dejen de explorar todo lo que pueden decir o hacer con la boca. 

De ser así, es probable que tu hijo evite practicar ciertos sonidos para ahorrarse el hecho de no poder controlar todo lo que pasa alrededor de esa exploración como es el babeo, la vibración, las cosquillas, en definitiva, las sensaciones nuevas y desconocidas.

El beneficio de estas caricias será mayor cuanto más pequeño sea el niño o la niña dado que esta actividad está muy ligada al aprendizaje de la lengua, así que si practicas esto desde bien pequeño, tu hijo crecerá conociendo y dominando mejor las partes de la cara y aprenderá más rápidamente a pronunciar correctamente todas las letras del abecedario. 

Para terminar debes saber que las carantoñas también son beneficiosas para la lengua, porque aunque no la toques directamente, ella está dentro de la boca y desde ahí también recibe los estímulos que puedan venir de otras zonas de la cara. 

Así que manos a la obra y ¡a disfrutar de esos momentos!