noticias cancer boton visa boton cv

NOTICIAS

7 consejos para evitar la disfonía en los niños

disfonia

Todos conocemos a algún niño que parece que siempre está ronco o que está con poca voz y que coloquialmente decimos que está afónico. Lo que probablemente padezca es una disfonía vocal.

Normalmente debido a un mal uso o abuso de la voz, aunque pueden existir otras causas, la voz pierde sus características principales y aparecen esos signos reconocibles como la ronquera o ausencia parcial de voz que podrían llegar a dar lugar a lesiones en las cuerdas vocales como nódulos o pólipos.

Te doy algunos consejos para evitar la disfonía en los niños.

Consejos para evitar la disfonía en los niños

La mejor manera de que nuestros hijos no sufran estas alteraciones es inculcarles lo que se denomina una correcta higiene vocal, que sean capaces de interiorizar la necesidad de evitar ciertas conductas nocivas y automatizar otras beneficiosas de forma rutinaria

A continuación vamos a indicar algunos consejos que nos ayudarán a evitar la disfonía infantil:

1- Respirar tomando aire por la nariz: La nariz sirve de filtro del aire además de regular la temperatura y humedad del mismo y evita la sequedad. Así mismo esta respiración es más efectiva ya que el aire llega por completo a los pulmones. Es importante que aprendan a realizar una respiración diafragmática.

2- Mantener una adecuada higiene bucal y nasal: De esa manera se favorece que los niños puedan respirar por la nariz. Hay que enseñarles a sonarse bien y realizar lavados nasales. También hay que mantener limpia la boca, dientes, lengua.

3- Beber agua con frecuencia: Así mantendremos una buena hidratación de las cuerdas vocales. En caso de beber otros líquidos estos deben estar a temperatura ambiente, evitando aquellos muy fríos o muy calientes.

4- Evitar el sobreesfuerzo o abuso vocal: No gritar, ni elevar el volumen de voz cuando haya ruido ambiental. Hablar solamente cuando la otra persona esté cerca. Evitar hablar en lugares donde haya ruido ambiental alto (metro, bares, etc). Tratar de no carraspear ni susurrar. Limitar el uso de la voz cuando se tiene catarro, anginas u otras afecciones de garganta. Hablar despacio y sin agotar el aire.

5- Fomentar el descanso: Dormir el tiempo suficiente para sentirse descansado. Limitar el uso de la voz cuando esté cansado o con dolor.

6- Evitar ambientes contaminados o mal ventilados: Es preferible permanecer en ambientes bien ventilados con un grado de humedad adecuado y evitar cambios bruscos de temperatura y lugares secos (calefacción, aire acondicionado demasiado fuertes…), así como lugares con humo.

7- Si padece reflujo gastroesofágico consultar con el médico para que sea controlado, ya que puede dañar las cuerdas vocales.

Un alto porcentaje de niños con problemas de voz los padecen por imitación a alguien de su entorno por lo que no debemos olvidar que debemos ser el mejor modelo para nuestros hijos.

Si a pesar de nuestro intento de prevenir la disfonía en nuestro hijo, ésta apareciera o persistiera, debemos acudir a un especialista quien le indicará el mejor tratamiento para la mejora de su voz.