noticias cancer boton visa boton cv

NOTICIAS

15 cosas que los niños hacen mejor que los adultos

cineenfamilia

Antes de que nos convirtiésemos en aburridos adultos, una vez fuimos divertidos niños. ¿En qué momento dejamos de ser creativos e inconscientes para pasar a convertimos en racionales? ¿Cuándo dejamos de saltar en las camas, pintar con tiza el suelo, hacernos peinados ridículos y decir lo que se nos pasa por la cabeza sin temer las consecuencias?

¿Es bueno ser tan racional? ¿realmente somos más felices así?

Los estudios demuestran que no; cuanto más sabemos y conocemos el mundo que nos rodean menos felices somos.

Cosas que los niños hacen mejor que los adultos

No hay que ser un lince para ver como la sonrisa de los niños se va borrando a medida que van cumpliendo años.

Los domesticamos, les restamos libertad, les cortamos las alas de su imaginación, les hacemos a nuestra imagen, les transmitimos nuestros miedos, traumas y desilusiones, y después queremos que nuestros hijos sean felices.

¿Es necesario cerrar los ojos al mundo para poder ser felices? Yo creo que no. Simplemente debemos dejarnos llevar por el niño que llevamos dentro, aquel que se pringaba hasta las cejas cuando comía un helado o el que paseaba con la camiseta del revés. Soltarnos un poco, amar la libertad sin miedo a las críticas y ser un poco inconscientes.

Aquí te dejamos algunos truquillos que los niños hacen mejor que los adultos y que puedes aprender de ellos para volver a la infancia:

- Sonríen más y sin tapujos. Cuanto más pequeños son, más sonrisas y con cualquier excusa. ¿Cuándo dejamos de sonreír tanto? Cada día que no sonreímos es un día perdido.

- Son más prácticos. Solucionan las cosas en el momento y no se preocupan por el futuro ¡eso está muy lejos!

- No hay gamas de grises, todo es de color en la vida.

- Ponen ilusión en todo lo que hacen, y todo les hace ilusión.

- No les importa la moda o si combinan los pantalones con el jersey. Son totalmente libres para vestirse y no existe el ridículo.

- Lloran sin vergüenza. Expresan sus emociones sin remordimientos y libremente ¿Quién podría criticarles por ello?

- No sienten las diferencias de género. Todos los niños son iguales y son dignos de jugar con todo lo que les rodea sin roles asignados.

- Son capaces de hacer amigos en 5 minutos y sin saber nada de sus vidas.

- Se duermen en cualquier sitio. No tienen preocupaciones. Duermen el sueño de los justos.

- Cualquier cosa es susceptible de ser usada para el juego: una caja, una cuerda…

- Están repletos de imaginación y creatividad. Sus mentes son libres y no tienen prejuicios.

- No son rencorosos y son capaces de reponerse de un enfado en un segundo.

- Sacan ventaja de cualquier situación. Si la vida te da limones ¡haz limonada!

- Hacen lo que les apetece en todo momento, sin preocuparse del qué dirán los demás.

- Y, por último, aman sin barreras y sin intereses. ¡¿Quién no querría tener todos estos dones?!